lunes, 21 de octubre de 2013

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO DE LA MESA DE TRABAJO MUJER DE MEDELLIN SOBRE LAS ASAMBLEAS BARRIALES DE PRESUPUESTO PARTICIPATIVO 2013


La Mesa de Trabajo Mujer de Medellín es espacio de interlocución entre las mujeres y de estas con la Administración Municipal y especialmente con la Secretaría de las Mujeres, en torno a las políticas públicas que favorecen a las mujeres y al conjunto de la comunidad. 

La participación política de las mujeres es uno de los temas que se reivindica en la Agenda Ciudadana de las Mujeres, y por ende es un tema de vital interés para las mujeres independientes y organizadas que hacen parte de la Mesa de Trabajo Mujer de Medellín. 

Si bien la Mesa de Trabajo Mujer de Medellín no participa directamente de los escenarios como Consejos Consultivos y Corregimentales de Presupuesto Participativo, ni de las Asambleas Barriales y mucho menos de las Jornadas de Vida, sí recibe las percepciones de las mujeres que habitan  y participan de estas dinámicas en casi todas las comunas y en algunos corregimientos de la ciudad; por eso nos autorizamos a emitir públicamente las percepciones de las mujeres alrededor de este tema.

Según testimonios de mujeres que estuvieron participando de las pasadas Asambleas Barriales en diferentes comunas, realizadas el 6 de octubre de 2013, se puede afirmar que: 
Desde el momento de la inscripción de cédulas para ejercer el derecho al voto, se evidenció la poca o nula información tanto para las nuevas y nuevos delegados como para quienes ya habían participado en años anteriores.

Hubo falta de formación y sensibilización acerca de la importancia de esta participación, ya que se publicó y se multiplicó una información muy pobre de contenido político y pedagógico, lo que se evidenció en la confusión de la comunidad con respecto al tarjetón para la votación por delegados/as y al tarjetón para priorizar los proyectos.

Más que un ejercicio de participación y decisión sobre asuntos importantes para el desarrollo local, esta jornada se convirtió en un proceso electoral con visos de clientelismo y corrupción porque quienes aspiraban a representar a sus comunidades debían  esforzarse para garantizar el apoyo de las 25 personas que debían votar a su favor y en el transcurso del procedimiento hubo manipulación de información que puso en desventaja a algunas y algunos candidatos. Muestra de ello es que, las listas de las y los nuevos votantes estaban totalmente desorganizadas y era difícil y demorado encontrar los nombres para poder participar, esto hizo que la comunidad se marchara sin haber ejercido el derecho a votar y además, que hubo descontento general por parte de las y los candidatos a delegados pues su fotografía fue alterada y era difícil reconocerse en las fotocopias a blanco y negro que se dispusieron para el ejercicio; estos son impases inaceptables ya que la Administración Municipal fue muy exigente con todas y todos al requerir fotografías a color y documentación para la identificación en los tarjetones.  
Es importante resaltar que la Alcaldía de Medellín, y especialmente la Secretaría de Participación Ciudadana, argumentaron por diferentes medios que la garantía de la transparencia del proceso radicaba en la asesoría y presencia de la Registraduría Especial de Medellín y la Misión de Observación Electoral MOE, pero los resultados de la jornada en términos políticos evidencian que no es suficiente organizar las jornadas como un mero ejercicio electoral, ya que el informe de la MOE indicó que el proselitismo político, presencia de candidatos cerca de los puestos de votación, censos electorales sin publicar, electores sin documento de identidad y autoridades de mesa incompletas, fueron las principales irregularidades identificadas en las Asambleas Barriales. 

La Mesa de Trabajo Mujer de Medellín, considera que tanto las Asambleas Barriales como los demás escenarios de planeación local y presupuesto participativo contemplados en el Sistema Municipal de Planeación, así como la estrategia de participación ciudadana que ha definido la Administración Municipal a través de las Jornadas de Vida, son fundamentales para el fortalecimiento de la democracia en la ciudad pero ameritan una revisión en cuanto contenidos políticos y orientaciones pedagógicas - metodológicas, porque más que espacios de convocatoria masiva deben ser espacios de reflexión y decisión responsable. Por eso, para cualificar la participación de las mujeres en estos escenarios y garantizar la inversión de recursos en políticas publicas favorables a las mujeres, seguimos insistiendo en la necesidad de implementar dos de las propuestas de la Agenda Ciudadana de las Mujeres y que están referidas al tema: 

Creación de un Centro de Formación Política y Ciudadana para las mujeres de Medellín, con área de investigación, en el que también se forme a Servidoras Publicas.
Plan de acciones necesarias para dar cumplimiento al Acuerdo Municipal 33 de 2005 referido al Plan de Estímulos a la Mujer como Política Pública, en cuyo artículo 5 se estipula que “anualmente, dentro del Presupuesto Participativo, la Administración priorizará un 30% para la financiación de proyectos y programas que beneficien a las mujeres. 

Desde la Mesa de Trabajo Mujer de Medellín hacemos énfasis en que la democracia necesita garantías y que a las mujeres que son actoras políticas fundamentales en la gestión del desarrollo local se les debe acompañar con acciones de discriminación positiva para  que puedan participar en igualdad de condiciones en este tipo de escenarios, por eso nos negamos a silenciarnos ante una democracia incipiente, débil y manipulada, y rechazamos los comportamientos, no sólo de la Administración Municipal, sino también de algunas estructuras de organización social de las comunidades que van adquiriendo los mismos vicios de los administradores y políticos de turno. 

Hacemos un llamado a las autoridades locales y a las instancias de participación para que  analicen de manera rigurosa lo acontecido en estas pasadas Asambleas Barriales y a que tomen las medidas necesarias para que los procesos de participación se desarrollen de manera decorosa y coherente con los discursos de inclusión, equidad y transparencia que se promueven en las comunas y corregimientos. 

Mesa de Trabajo Mujer de Medellín

1 comentario:

  1. Excelente síntesis de lo sucedido. Es también importante dar a conocer que la participación barrial es poca ya que prevalecerán para le próximo año las organizaciones, dificultando así trabajar en procura de priorizar proyectos en mejora de la calidad de vida de las mujeres, centro de la familia.

    ResponderEliminar